El Sahara, infinitud ocre

Cuarenta grados Celsius a la sombra. No hay  viento. “Agua, quiero agua. No importa nada más”. La escasez de agua la está enloqueciendo y ya no soporta un minuto más sobre la joroba del camello. Sabe que ahora va a tener que esperar aún más y el día va a ser muy, muy, muy largo. … Sigue leyendo El Sahara, infinitud ocre